Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

16-02-2018

¿Un futuro sin coches ni adosados?

¿Un futuro sin coches ni adosados?

Los jóvenes no querrán una vivienda con jardín y desván, ni el coche necesario para desplazarse; asegura Nicholas Negroponte. Arquitecto y fundador con Jerome Wiesner, del MIT Media Lab en 1985 y ponenete de la primera TED Talk en 1984, es participe de la ONG fundando la empresa One Laptop per child y llevando miles de ordenadores a los países en desarrollo.

En la ponenecia del COAM se presentaron conclusiones de un congreso sobre la digitalización en el diseño como la de la Fundación Norman Foster. Amanda Levete, autora del MAAT en Lisboa,  opinó “lo digital es una herramienta, pero no un generador de ideas: lo puedes convertir todo en un algoritmo, pero no lo que no sabes”. El urbanista Ricky Burfett apuntó que los objetivos de los arquitectos del futuro no sería construir viviendas sino, la forma de ubicarlas. Negroponte remarcó: “Si pregunto a mis estudiantes del MIT saco dos conclusiones: nadie quiere tener coche, nadie quiere vivir en las afueras y todos consideran que la conexión por internet debería ser un derecho humano”.

Vivir en las afueras de la ciudad, lejos del trabajo, de la cultura y de los comercios o de la diversión conduciendo un coche, es algo ya vetado a la clase media en las grandes ciudades del planeta. Se entiende la visión de Negroponte al pensar en ciudades como Londres, París o Nueva York, y nos preguntamos quién puede aparcar en esos centros urbanos; nadie que no pague una plaza de aparcamiento o que esté dispuesto a gastar una media de casi 70 euros al día.

Ricky Burdet, profesor en la London School of Economics, habló de los coches sin conductor en ciudades para la gente y describiendo los nuevos vehículos y transportes del futuro, dijo: “los coches separan a la gente y destrozan”, remarcando: “el mejor vehículo debería ser como un buen vecino y el mejor urbanismo una vacuna contra la falta de equidad”. Se refiere a la equidad como el futuro de calidad de vida, tranquilidad y seguridad en las calles.

Norman Foster opinó que la escala heroica es lo que definirá el futuro de la arquitectura y la prefabricación lo que permitirá la diversidad: “Ya no hará posible una repetición de módulos, sino que abrirá sus propuestas a un nuevo nivel de diversidad”; cerrando así la sesión.

Artículo publicado en la web del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.